vivir-en-un-piso-compartido-o-en-una-residencia-universitaria

¿Vivir en un piso compartido o en una residencia universitaria?

Comparte en las redes

Cuando un estudiante universitario decide mudarse a otra ciudad para estudiar, escoger una  residenciaHYPERLINK “http://www.residenciasarria.com/” universitaria como su alojamiento se convierte en una decisión muy importante. Son cientos los jóvenes que dejan sus ciudades natales para poder comenzar sus estudios universitarios, y eligen la seguridad y tranquilidad que ofrecen las residencias universitarias frente a compartir piso con uno o más compañeros.

Piso compartido
Vivir en un piso compartido puede parecer, a priori, tener ciertas ventajas de tipo económico, pero si se consideran los gastos de agua, gas, electricidad, servicio de internet o televisión por cable, el presupuesto subirá considerablemente. Además, la idea de tener intimidad y libertad para poder realizar sus actividades no es del todo real al compartir piso con más de una persona, ya que esto no significará una verdadera independencia.

Residencia Universitaria
Ciertas carreras universitarias requieren un compromiso real del estudiante con el estudio y la investigación, como por ejemplo puede ser el caso de una Licenciatura en Filosofía, un curso de Postgrado en Museología Científica o una Maestría en Educación Especial, estudios que le exigen al estudiante dedicarse completamente a ellos. Por lo tanto, la principal ventaja de alojarse en las residencias universitarias es que los estudiantes se pueden ahorrar muchas de las tareas domésticas que podrían restarle tiempo para su estudio.

Contar con un servicio de comedor  evita al joven universitario tener que cocinar o hacer compras de alimentos en el supermercado; además, muchas de estas residencias cuentan con un servicio que se encarga de limpiar las habitaciones, y también ofrecen servicios de lavandería.
Las residencias, además, les dan a los padres cierta tranquilidad, pues los estudiantes siguen unas reglas de convivencia, respeto a los horarios y se les ofrece la seguridad necesaria, sobre todo, en el primer año de estudio. Al vivir en un piso compartido o alquilado no está sujeto a normas y la falta de seguridad de ciertas zonas urbanas puede generar preocupación en los familiares del estudiante.

Además, en una residencia para universitarios se puede socializar y conocer mucha más gente con gustos afines, de la misma edad y en la misma situación de estar experimentando por primera vez lo que es vivir fuera de casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.