tiene-valor-un-coche-siniestrado

¿Tiene valor un coche siniestrado?

Comparte en las redes

• Según sea la posición de los golpes, los vehículos siniestrados se venden a un
precio u otro, siendo de manera frecuente muy menor al coste de un automóvil
reciente o de segunda mano, por razones más que incuestionables.

En la última década, los automoviles se han desarrollado bastante. Además del
exterior, que salta a la vista, o de las actuales motorizaciones que han producido que
discurren por la carretera sobradamente más rápido y con un uso de combustible
y una emisión de gases perjudiciales menor, la parte que más ha mejorado es, por
suerte, la seguridad.

Teniendo en cuenta que actualmente la estabilidad posibilita que casi la totalidad de
los choques no sean letales, reside en nuestras manos sortearlos, bien sea facilitando un apropiado cuidado del vehículo, previniendo así la participación del coche en los choques, o llevando el mismo de de un modo mas seguro y menos peligrosa, siendo poco competitivos con los otros conductores y mas respetuosos y circulando a menos velocidad.

Aun así, es ineludible que se produzcan percances, los cuales implican una repercusión económica tremendo para la sociedad en general, ya que no solo dañan
a los conductores implicados, también a las administraciones, que ha que apañar
las vías si se han visto perjudicadas o que tiene que dar auxilio médico a los heridos
en el incidente, a las compañías de seguros, que tendrán que costear los daños
minimizando así sus ganancias y, provocando tal vez, restricción de personal, entre
otras posibilidades.

Además, y aunque ojala no se acontecieran una cifra mayor de incidentes, estos
poseen una parte adecuada, que es la compra y venta de turismos accidentados.
Estos turismos accidentados pueden estarlo en mayor o menor medida, ya sea por un insignificante trastazo, un desperfecto en un concreto recambio del turismo o porque el golpe ha revestido tal importancia que el automóvil haya terminado siniestro total y su destino final implique algún trámite en la oficina de la DGT de Madrid.

Por lo común, estos turismos con problemas leves o medios pueden ser subsanados
y el turismo puede permanecer circulando, pero en determinadas situaciones, los
vehiculos considerados siniestro total son comprados únicamente para vender sus
recambios a algún interesado y, de ese modo, que reporte igualmente unos frutos
económicos. Sin embargo, si este proceso lo podrían haber llevado a cabo los
primeros titulares del automóvil perjudicado, se concluye de esta forma para obviar
complicaciones y tramitaciones sobre la baja del vehículo en la DGT, porque resulta
mas fácil venderlo y que lo haga el nuevo propietario aunque, en algunas ocasiones,
las ganancias sean mas bajas.

Por este motivo, el mercado de coches y vehiculos afectados tras un accidente es muy significativo en el territorio nacional, y origina notables sumas de dinero, sin tener en cuenta que sería más beneficioso que no sucedieran accidentes para esquivar el valor económico y social tan amplio que ocasionan.

Comprar un coche catalogado como siniestro total en ocasiones es una alternativa
demasiado útil para algunos conductores con mínimos medios económicos que
dispongan de un fiable mecánico donde arreglarlo o, simplemente, para los que
piensen destinar el vehículo solo para negociarlo en alguno de los desguaces en
Madrid y recibir una mínima cuantía de dinero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.