suelo-radiante-o-radiadores

¿Suelo radiante o radiadores?

Comparte en las redes

A la hora de elegir un sistema de calefacción, las dos principales opciones son los radiadores ‘convencionales’ y el suelo radiante, una alternativa que está en alza en los últimos años. Pero antes de decidirse por una u otra opción, es conveniente revisar las ventajas e inconvenientes de cada una de ellas.
En ambos casos se combinarán con calderas de cualquier tipo (condensación, estanca, bajo NOx…). Si se opta por usar radiadores para alcanzar una temperatura óptima en nuestra vivienda o negocio, se apostará por una solución más barata a la hora de ser instalada que su ‘competidora’ y que tarda bastante menos tiempo en calentar la estancia en la que se coloque, siempre que se escoja adecuadamente el número de módulos que compondrán cara radiador. En el reverso negativo está el hecho de tener a la vista los radiadores, que ocupan espacio y acumulan suciedad y que el calor es menos uniforme, concentrándose, como es lógico, en los lugares más cercanos al radiador.
En cuanto al suelo radiante, su principal inconveniente es que su instalación es más costosa e implica una reforma profunda de todas las habitaciones de la vivienda. El sistema es sencillo, el calor se transmite a través de conductos que recorren toda la casa bajo el suelo, consiguiendo así un calor más uniforme, lo que supone una de sus grandes ventajas. Suele tardar algo más de tiempo en ‘caldear’ el ambiente, por lo que se recomienda que en épocas de frío se mantenga el sistema funcionando de forma continua, regulando la temperatura con un termostato. En cuanto a su eficiencia, consumen menos energía que la instalación convencional, y sólo en el momento de su encendido tienen un gasto superior. Se calcula que el coste de instalación se amortiza en menos de una década por el ahorro en combustible. Se puede instalar en cualquier tipo de suelo (cerámica, parquet, mármol…). Además, evita tener radiadores a la vista, lo que favorece la sensación de amplitud y la estética de la vivienda.
Contacta con los mejores expertos para que te asesoren sobre qué tipo de sistema es el más conveniente para tus necesidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.