que-es-la-aromaterapia

¿Qué es la aromaterapia?

¿Sabes de dónde viene la palabra aromaterapia? Proviene del griego, de las palabras “aroma”, que significa fragancia u olor agradable, y “therapeia” que significa curación. Parece ser que la aromaterapia tiene un efecto beneficioso en algunas dolencias, aquí te explicamos un poco más sobre ella si bien no existe evidencia científica contrastada al respecto:

¿Cuáles son los orígenes de la aromaterapia?

Se cree que las antiguas civilizaciones usaban la “aromaterapia” de muchas maneras y por muchas razones como, por ejemplo: en masajes, baños, como medicina e incluso para embalsamar cuerpos.

Probablemente el concepto se usó originariamente y al mismo tiempo en China, Egipto, el Oriente Medio y América, siendo después introducido en Europa por los romanos.

La práctica de la aromaterapia moderna se le atribuye principalmente al químico francés René-Maurice Gattefossé. Inició la investigación de los poderes curativos de los aceites esenciales en el primer cuarto de siglo después de observar cómo el aceite de lavanda parecía ayudar en la curación de una quemadura severa que tenía en una mano.

En 1937 publicó el primer tratado en la materia: “La aromaterapia de Gattefossé”, publicación que aún está disponible.

Cuerpo y mente
En la actualidad la aromaterapia es una medicina complementaria ampliamente practicada, que utiliza aceites esenciales de plantas aromáticas, flores, hojas, semillas, cortezas y frutas para ayudar a curar.

Los aceites esenciales se extraen normalmente mediante un proceso de destilación al vapor y suelen usarse:

  • Holísticamente: frecuentemente con masaje, para tratar trastornos emocionales y físicos.
  • Clínicamente: en combinación con los tratamientos de la medicina oficial.
  • Estéticamente: en quemadores y difusores en casa o se añaden a los baños. Quizá sea la modalidad más utilizada.


¿Cómo funciona?

La aromaterapia actúa sobre nuestro sentido del olfato mediante la absorción al torrente sanguíneo.

Aproximadamente el 15 por ciento del aire que inhalamos se dirige al techo de la nariz, donde los receptores olfatorios transportan los olores directamente a una parte del cerebro llamada sistema límbico.

Este área está conectada con el instinto, el humor y la emoción, por lo que se cree que la aromaterapia puede estimular la liberación de sustancias químicas que juegan un papel en las emociones (piensa como el simple olor de un determinado perfume puede hacerte recordar a una persona en concreto).

¿Puede usarse la aromaterapia para curar enfermedades?

La aromaterapia puede  tener efectos beneficiosos en dolencias menores como son: problemas digestivos, síndrome premenstrual, enfermedades relacionadas con el estrés y algunos problemas de piel. Algunos aceites esenciales, como el aceite del árbol de té, se utilizan ampliamente por sus propiedades antisépticas.

Es altamente improbable que la aromaterapia cure enfermedades más importantes, por lo que no recomendamos que se utilice como sustituto de la medicina convencional. Es una terapéutica complementaria.

Aceites esenciales comunes y sus usos

Puedes utilizarlos en casa a través de difusores, en el baño, o para masajes, pero siempre siguiendo las indicaciones del fabricante.

Los usos más frecuentes de los aceites esenciales populares son:

  • Relajantes: lavanda (también antiséptico), manzanilla, jazmín, incienso y mirra (ambos pueden irritar si se aplican en la piel o se usan en el baño), nerolí, naranja, mandarina, ylang-ylang (la inhalación excesiva puede causar dolores de cabeza). Si practicas yoga, reiki o pilates en tu casa, puedes ponerlo mientras realizas los ejercicios.
  • Revitalizantes: limón (puede irritar la piel, especialmente cuando se expone al sol), semilla de pomelo, canela, enebro (también tiene propiedades antisépticas), vainilla, geranio, romero.
  • Estimulantes: menta y eucalipto (ambos actúan como descongestionantes al inhalarse, pero pueden irritar la piel, así que ten cuidado). Otros aceites, como el aceite de árbol de té, son famosos por sus propiedades antisépticas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *