administracion-y-gestion-de-empresas

Administracion y Gestion de Empresas

La administración de Empresas caracteriza el proceso de liderar y dirigir todo o parte de una organización, a menudo un negocio, a través de la implementación y manejo de los recursos (humanos, financieros, materiales, intelectuales o intangibles). A principios del siglo XX la escritora Mary Parker Follett define la gestión como “el arte de hacer las cosas a través de otras personas”.

También se puede pensar en la gestión empresarial funcionalmente como la acción de medir una cantidad en forma regular y de ajuste de un plan inicial, y como las medidas adoptadas para alcanzar nuestro objetivo previsto. Esto se aplica incluso en situaciones en que la planificación no tiene lugar. Desde esta perspectiva, en la gestion de empresas hay varias funciones de gestión, a saber: planificación, organización, dirección, coordinación y control.

La administración es conocida por algunos como “la administración de empresas”, aunque esto se excluye de gestión en lugares fuera de la empresa, por ejemplo, organizaciones benéficas y del sector público. Departamentos universitarios que enseñan administración, sin embargo se suele llamar “escuelas de negocios”. El término “gestión” también puede ser usado como una palabra colectiva, describen los directivos de una organización, por ejemplo de una corporación.

Hoy en día, nos resulta cada vez más difícil de subdividir un programa de gestion en categorías funcionales de esta manera. Cada vez más procesos al mismo tiempo involucran a varias categorías. En cambio, tendemos a pensar en términos de los distintos procesos, tareas y objetos sujetos a la gestión.

Una consecuencia es que la democracia laboral se ha vuelto más comun, y abogó por más, en algunos lugares la distribución de todas las funciones de gestión entre los trabajadores, cada uno de los cuales asume una parte de la obra. Sin embargo, estos modelos son anteriores a cualquier tema político actual, y puede ser más natural que la jerarquía de mando.

Toda la gestión es hasta cierto punto democrático en que debe haber apoyo de la mayoría de los trabajadores para la gestión a largo plazo, o se van a encontrar otro trabajo, o ir a la huelga.

Por lo tanto, la gestión es cada vez menos sobre la base de la conceptualización de los clásicos militares de mando y control, y más sobre la facilitación y el apoyo a la actividad de colaboración, utilizando los principios como los de gestión de la interacción humana para hacer frente a las complejidades de la interacción humana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *